sábado, 16 de junio de 2007

Libro "Karate-Do, Mi Camino" de Gichin Funakoshi

Ayer por la tarde adquirí el libro "Karate-Do, Mi Camino" autobiografía de Gichin Funakoshi. Se trata del último libro que escribió Funakoshi, un año antes de su muerte a los 88 años de edad, y contiene la esencia de su profundo conocimiento del Karate-Do. Sus páginas contienen relatos y anécdotas de sus legendarios maestros Azato e Itosu, su aprendizaje y experiencias en la práctica del Karate, así como la historia de los orígenes del mismo, su difusión desde la isla de Okinawa hacia Japón y el comienzo de su expansión por el mundo, todo ello narrado con una gran humildad. Aporta además un acercamiento al día a día del hombre que sistematizó y difundió el arte al que puso nombre.


Su lectura se hace muy amena, prueba de ello es que me he leído ya más de la tercera parte del mismo a pesar de que me estoy conteniendo porque quiero saborear su lectura, pero realmente creo que me podría leer sus 150 páginas tranquilamente de un tirón. He de decir que, al menos hasta donde he leído, más algunos párrafos posteriores que he hojeado, se trata de un gran libro, muy interesante para todos aquellos que recorren el camino del Karate y quieren entender su esencia y orígenes.

2 comentarios:

viclobon dijo...

Sin duda es un libro único. En mi opinión su lectura es imprescindible para cualquier practicante de Karate. Para mí marcó un antes y un después en mi concepción del Karate.
Puedes leerlo y leerlo y siempre encuentras cosas nuevas en él, cosas que las anteriores veces que lo leíste inexplicablemente pasaron desapercibidas.
Lo único malo del libro es que sea tan corto, porque uno se queda con ganas de más.

"Karate-do Mi Camino" es "El Libro". No sabes lo que es el Karate hasta que no has descubierto sus páginas.

Víctor López Bondía.
webs.ono.com/shotokankaratedo

kohai dijo...

yo también me leído ese libro.creo que se llama "mi camino"porque hay que ir recorriéndolo poco a poco,cada cosa a su tiempo. Sin embargo, no entiendo porqué desde que empecé hasta ahora (cinturón azul)llevo dos senseis y en los dos casos me meten prisa para el negro. No he logrado saborear ni un solo cinturón. Quiero ir a clases y entrenar, no tengo porqué considerarlo una meta obsesiva, y sin embargo, así lo siento. Este año voy a intentar disfrutar como al principio. volver a empezar...