lunes, 24 de septiembre de 2007

Significado y origen de la palabra Ossu

La palabra Ossu, de origen japonés, ha llegado a ser una expresión cotidiana en el mundo del Karate; comprendida e intercambiada por numerosos practicantes de varias nacionalidades, no solamente en la ocasión de recibimientos cotidianos, sino también para reemplazar expresiones tales como: gracias, encantado, adiós, entendido y comprendo.

La palabra Ossu quizá fue empleada por primera vez entre los alumnos de la escuela naval japonesa.

La palabra Ossu se utiliza en muchas situaciones y parece significar muchas cosas. Ossu es una contracción de dos palabras japonesas: La primera, Oshi, significa literalmente "empujar", simbolizando el espíritu de combate, la importancia del esfuerzo y el afrontar todos los obstáculos, empujándolos lejos, con una actitud positiva y decidida. La segunda palabra es Shinobu, que significa "soportar, resistir o sufrir", lo que expresa el coraje y el espíritu de perseverancia; sufrir el dolor y resistir la depresión con paciencia y sin rendirse, manteniendo siempre la moral alta.

La palabra resultante es Osu o también Ossu, que se pronuncia "Oss" y significaría literalmente algo así como "empujar y resistir" o "empujar la resistencia", o incluso "empujar el sufrimiento", lo cual significa paciencia, determinación y perseverancia. Cada vez que decimos "Ossu", recordamos esto. El Ossu debe ser siempre realizado desde el bajo abdomen, acompañado de un saludo ejecutado adecuadamente, mostrando respeto, simpatía y confianza hacia la otra parte.

El entrenamiento de Shotokan es muy exigente. Se empuja uno a sí mismo hasta que se alcance el límite. Primero el cuerpo quiere detenerse, pero la mente te mantiene empujándote. Entonces la mente quiere detenerse, pero el espíritu te mantiene adelante. Se soporta el dolor. Se persevera. Eso es Ossu.

El Karate necesita varios años de duro y constante entrenamiento para aprender correctamente los fundamentos. Las técnicas básicas se realizan miles de veces hasta que se hacen por reflejo o instinto, sin pensamiento consciente. Es fácil quedar frustrado al hacer lo mismo una y otra vez, especialmente cuando el progreso parece ser lento. Para superar esa frustración y continuar entrenando es necesario tener paciencia y determinación. Eso es Ossu.

Por ello, la palabra Ossu es sinónimo de perseverancia y abnegación, siendo el fundamento del Karate. Así Ossu implica la fuerza de voluntad necesaria para resistir hasta el límite, es como una llamada al interior de uno mismo para aguantar, luchar y superar de este modo las debilidades de la condición humana.

Ossu es cultivar y fomentar la perseverancia en todo momento, en cada instante, proponiéndose pequeños desafíos, como una flexión más u otra sentadilla antes de parar. Así el entrenamiento tiene como principio vital el desafío a uno mismo. Lo único que se requiere es empeño, esfuerzo. Aunque una persona posea talento natural, no podrá destacar sin esfuerzo. Por otra parte, si a uno le falta ese talento natural pero posee fuerza de voluntad, progresará por medio de un esfuerzo constante en los entrenamientos. Esto se puede aplicar a cualquier otro aspecto de la vida. Con empeño y voluntad de seguir luchando, el interior de uno se vuelve más receptivo, así el que tiene perseverancia carece de egoísmo.

5 comentarios:

Juan dijo...

A esto añadiría que en el Oss se pronuncia la O casi como una U, una o muy oclusiva. Y que se hizo extensivo su uso en las universidades dominadas por la ultraderecha, y en Japón se suele relacionar su uso con dichos grupos. Algunos maestros se distanciaron de su uso utilizando otras fórmulas sustitutorias (como por ejemplo arigatou gozaimas/shita en el ritual de comienzo y término de la clase).
"Las técnicas básicas se realizan miles de veces hasta que se hacen por reflejo o instinto, sin pensamiento consciente (en japonés esto se llama Mushin – "sin mente")" Mushin es algo mucho más complejo que una simple mecanización de una respuesta. No estoy de acuerdo con la afirmación.

Arturo dijo...

Muchas gracias por tu comentario Juan. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la palabra Mushin significa mucho más que lo que aquí indico. Es por esto que voy a rectificar la entrada para que no haga referencia a la palabra Mushin de forma incorrecta.

Un saludo,
Arturo
http://ikken-hissatsu.blogspot.com

Aitor dijo...

Yo no estoy demasiado de acuerdo, aunque la teoría que tu planteas, es una de las posibles. Yo, sin embargo, creo (por el contacto con japoneses que he tenido y por el hecho de que mi sensei, que ha vivido varios años en japón, bajo la tutela de Hidetoshi Nakahashi, alumno de Kenei Mabuni, comparte esa teoría), que ossu es una contracción de la expresión ohayo gozaimasu, que significa buenos días. Es por lo tanto, en japón una expresión de la que muchos maestros huyen, como dice juan, por su carácter militarista y quizás algo mal educado.

Te dejo un enlace donde se comentan tanto tu teoría como la mía, asi como más aspectos de esta palabra.

http://www.shotokanryukaseha.com/english_site/budo_themes/themes_2003/3_osu.htm

Por cierto, gran blog, se nota que te apasiona el karate. Enhorabuena por tu reciente primer dan (yo lo saqué en Julio y se la satisfacción que se siente ).

Si te interesa, puedes ver información sobre Shitoryu, Kendo, Aiki y Iaido en la web de nuestro dojo que estamos construyendo: www.kyohan.es

Un saludo
Arigatou Gozaimashita!

Antonio Milla Jiménez dijo...

¡¡Hola!!.

Estoy totalmente de acuerdo con Arturo, además creo que es un tema muy estudiado ya, por lo cual es muy entendible.

Los maestros lo relacionan al Dojo, y algunos, no lo aceptan en la calle normalmente. En cuanto en Japón se asocia a los YAKUZA. Con lo cual está mal visto y no todos los japoneses saben que eso lo emplean en algunas artes marciales.

Pero quiero aportar un dato que pocos conocen…en la antropología de la lucha japonesa y las técnicas militares allá por los siglos XII y XIV, en las ya famosas disputas de los diversos ejércitos feudales japoneses ocurrían unos hechos antes de cada enfrentamiento.

Una de las fuerzas se retaba en batalla, a menudo se proferían ”gritos” de guerra que consistía esencialmente en un “alarido” a plena voz del general o capitán, una especie de <> al que la tropa respondía con un fuerte <> in crescendo , (parecido a un OHhhh).

Así las dos fuerzas en litigio, gritaban y, cuanto más estrepito causaba con sus voces, mayor se suponía su número, lo cual representaba una ventaja psicológica o al menos una gran dosis de ánimo para las tropas.

Así es entendible que en la historia militar japonesa ya existen antecedentes, y ese OHhhh y el actual OSS u OSU, hay demasiado parecido ¿no?.

Antonio Milla Jiménez.
http://shotokankarate-do.blogspot.com/

UN SALUDO.

Long dijo...

Ya hace mucho tiempo desde que Juan dijo eso de que "Mushin es algo mucho más complejo que una simple mecanización de una respuesta", pero si aún anda por aquí, me gustaría que explicase al menos algo de esa complejidad más allá del condicionamiento de respuestas de la que hablaba.

Saludos